viernes, 30 de enero de 2009

Ehh muchachos... el mundial haganlo en Alcatraz

Se fugan de una cárcel en pleno día mientras jugaban al fútbol



Son cinco presos, dos de ellos considerados peligrosos. Uno tiene varias causas por asaltos violentos a mano armada y otro es un ex militar que está acusado de matar a su esposa de 18 puñaladas. El aviso de la evasión lo dio un vecino.

Cinco presos, dos de ellos peligrosos, se fugaron de la Alcaidía de Santa Rosa. Fue mientras jugaban al fútbol, a plena luz del día, casi en las narices de los guardias que custodian el perímetro de la prisión. Un escape cinematográfico, básicamente por su contexto: los evadidos aprovecharon el "picadito" que juegan todas las tardes y bajo una temperatura de 32 grados. Primero cortaron el alambrado que rodea la cancha. Fue el único rastro que dejaron de la fuga. Después treparon un muro de casi 5 metros y saltaron a la calle. No hubo soga ni alambre ni escalera.

"Creemos que se ayudaron entre sí para escalar. Y que también los ayudaron", dijo una fuente policial. Hablan de una suerte de pirámide humana, con participación de reclusos que permanecieron en la cárcel.
En cada esquina del muro hay torretas de vigilancia con guardias. Algunos especulan que, a causa del calor, estaban vacías a esa hora. De otra forma, no se puede explicar cómo nadie vio el accionar de los presos. Y, por supuesto, la sospecha de complicidad de los penitenciarios también sobrevuela el caso.


Todo fue a la vista de los vecinos. Vanesa, una joven madre que pidió reserva de su apellido, contó que iba en el auto con su hijo cuando el chico le avisó: "¡Mirá mamá!". A pocos metros, un hombre caía pesadamente de lo alto del muro a la calle. Estaba con el torso desnudo, un pantalón de jean cortado y zapatillas. "Me parece que me vio", dijo Vanesa. Al preso le costó unos instantes reponerse del golpe, pero cuando se levantó salió corriendo. Eran cerca de la seis de la tarde del miércoles. Lo extraño es que los partidos de fútbol comienzan a las dos y suelen durar hasta las cuatro. Lo único cierto es que las autoridades del penal se enteraron de la fuga cuando un vecino dio el alerta y recién se dieron cuenta de la cantidad de evadidos cuando hicieron una requisa.

Entre los fugados hay dos presos peligrosos. Uno es Samuel González Vargas (37), alias "El Chileno", quien tiene varias causas por robos violentos a mano armada. El otro es Diego Orlando Alvarez (40), un ex militar acusado de matar a su esposa de 18 puñaladas.
Los demás fueron identificados como Hector Luis Carrasco (42), Luis Eugenio "Chechi" Andino (26) y Diego Armando "Cotorro" López (30), acusado de un robo a mano armada.

La Alcaidía de Santa Rosa es la cárcel provincial. Allí, los procesados esperan el juicio para una condena definitiva. Tiene capacidad para 60 internos. Tres de sus laterales dan a casas de vecinos. El restante, a una reserva forestal de caldenes, un árbol espinoso típico de La Pampa.En la parte de atrás de la prisión, hay un barrio popular, con viviendas despintadas y algunos tapiales sin revocar. Enfrente, haciendo esquina con la cárcel, está el Barrio Vial, un complejo ocupado por empleados y profesionales.

La Policía local cree que los evadidos no pudieron ir demasiado lejos y anoche los buscaban casa por casa en los barrios cercanos y en viviendas de familiares o amigos. El comisario Hugo Benvenuto, jefe de la Unidad Regional, dijo que además se montó un operativo cerrojo en los puestos camineros provinciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario