lunes, 16 de febrero de 2009

Cavallo no era el único que decía boludeces

Un ministro japonés negó haber ido ebrio a una conferencia de prensa

Es el jefe de la cartera de Finanzas. Tenía dificultades para articular respuestas y no conseguía mantener los ojos abiertos tras salir de una reunión del G7 en Roma. Alegó que fue afectado por un medicamento.
El ministro japonés de Finanzas, Soichi Nakagawa, desmintió hoy haber estado ebrio durante una conferencia del G7 el sábado en Roma y atribuyó su turbación a la toma de medicamentos para curar un resfrío.Los canales de televisión japoneses difundieron reiteradamente imágenes de Nakagawa, de 55 años, en las que respondía el sábado por la noche con dificultades a la prensa, con la mirada perdida e inclusive durmiéndose en varias ocasiones. Nakagawa tenía el rostro colorado y al parecer se esforzaba por mantener los ojos abiertos junto al gobernador del Banco de Japón (BoJ), Masaaki Shirakawa.


La oposición nipona exigió la renuncia del ministro, un escándalo más que se suma a las críticas que llueven sobre el primer ministro japonés Taro Aso. El portavoz del Gobierno de Japón, Takeo Kawamura, achacó hoy el comportamiento del ministro a la apretada agenda que tuvo en Roma y al resfrío que padecía, aunque esta mañana le advirtió para que se comporte. Uno de los más duros en las críticas fue el ex primer ministro Mori, perteneciente al gubernamental Partido Liberal Demócrata (PLD), quien, en un programa matutino de la televisión japonesa, aseguró conocer la afición de Nakagawa por la bebida. "Como le gusta mucho beber, ya en una ocasión le aconsejé que tuviera cuidado", afirmó Mori. "Se ha publicado algo así como una declaración...", logró articular el ministro japonés de Finanzas interrogado al respecto. "Las tasas de interés, eh, fijadas por el Banco de Japón van de cero a 0,25% y están muy bajas..." añadió. El tipo de interés del BoJ está en realidad en 0,1%.A su regreso a Japón, Nakagawa dijo que estaba "resfriado". "Honestamente, los medicamentos han sido muy fuertes", agregó y negó con énfasis haber bebido alcohol durante la reunión ministerial del G7 celebrada en Roma.

El portavoz del gobierno, Takeo Kawamura, reconoció que se trató de un incidente "sumamente lamentable" pero indicó que Nakagawa se había disculpado. Fuente: AP y AFP

1 comentario:

  1. jajaaj "se esforzaba por mantener los ojos abiertos", pues claro, como todo japonés!!!!

    ResponderEliminar