viernes, 26 de junio de 2009

A siete años de la muerte de Kosteki y Santillán


Grupos piqueteros iniciaron hoy actividades y una vigilia para recordar a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, asesinados el 26 de junio de 2002 durante la represión policial conocida como la Masacre de Avellaneda.

Las dos jornadas de homenaje son para reivindicar sus figuras como “ejemplos militantes”, explicaron las organizaciones sociales, y para seguir reclamando el enjuiciamiento de los “responsables políticos” de los asesinatos.

“(Felipe) Solá, (Alfredo) Atanasof, (Carlos) Soria y Aníbal Fernández hacen campaña con las manos manchadas de sangre”, denunció en la convocatoria el Frente Popular Darío Santillán.

La jornada cultural comenzó este mediodía en la estación de Avellaneda, rebautizada desde 2002 como Estación Darío y Maxi, donde hubo recitales, muestras plásticas y fotográficas, poesía, murga, murales, teatro, proyecciones, gigantografías, animaciones, sombras y transmisión de TV.

El homenaje incluyó además testimonios de Alberto Santillán, padre de Darío, Elia Espen, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, e integrantes de la agrupación H.I.J.O.S La Plata y del Frente Darío Santillán

Por la tarde, los grupos piqueteros realizaron una marcha de antorchas desde la estación ferroviaria hasta el puente Pueyrredón, escenario de la represión policial, donde permanecerán en vigilia hasta mañana a las 12, hora de los asesinatos, para recordar a Kosteki y Santillán.

Un tribunal oral de Lomas de Zamora condenó a principios de 2008 al ex comisario inspector Alfredo Fanchiotti y al ex cabo primero Alejandro Acosta a prisión perpetua por los asesinatos de Kosteki y Santillán.

La violenta represión policial de 2002 provocó una crisis en el gobierno de Eduardo Duhalde -a quien el MTD Aníbal Verón considera “responsable político” de aquellos hechos y reclama que sea juzgado- que llevó a adelantar las elecciones presidenciales.


fuente: cronista.com

1 comentario:

  1. Vaya desde aqui un emotivo saludo a los primeros martires de la lucha contra la pesadilla neoliberal!

    ResponderEliminar