miércoles, 22 de julio de 2009

El regreso de la bestia:

Kossssssssssssssteleta.

A un niño de diez años le niegan el descuento en un tenedor libre por ser demasiado alto.


Los propietarios del restaurante chino de "tenedor libre" Angel Chef Chinese en Gloucester, Gran Bretaña, se negaron a cobrarle a Ben Gardner, de diez años, el precio para niños. Según dijeron el muchacho debía pagar el menú para adultos porque hay un límite de altura -de 1,40 metros- para poder beneficiarse del descuento.

El restaurante cobra 16 dólares a los niños y 32 a los adultos. Gareth, el padre del niño, explicó que "cuando fuimos a pagar pensé que se habían equivocado. Agarraron a Gareth lo pararon junto a un cartel que tenía el metro cuarenta marcado y me dijeron que no calificaba".

"Están locos. Tiene diez años y pidió un menú de niños. Ni siquiera es tan alto para su edad", protestó el papá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario