miércoles, 20 de enero de 2010

El punto G, ¿un mito?

Lo dicen unos científicos que han estado buscándolo: el punto G podría ser un mito.



La investigación, la mayor realizada hasta ahora, en la que participaron 1.800 mujeres, no encontró ninguna prueba de la existencia de esta zona erógena.

Según el equipo del King's College de Londres, el punto G podría ser un producto de la imaginación de las mujeres, estimulado por las revistas y los terapeutas sexuales.

No obstante la sexóloga Beverley Whipple, quien ayudó a popularizar la idea del punto G, dijo que el estudio es imperfecto ya que no tiene en cuenta las experiencias de las mujeres lesbianas o bisexuales e ignora el uso de diferentes técnicas sexuales.

Búsqueda infructuosa

Todas las mujeres que participaron en el estudio eran gemelas o mellizas. A todas ellas se le preguntó si tenían el punto G.

Si una de las gemelas idénticas respondía que sí, se esperaba que la otra, que tenía genes idénticos, también tuviera la zona erógena.

Pero este patrón no se produjo.

Y si las gemelas idénticas no tenían en común el punto G, menos lo tendrían las mellizas que sólo comparten la mitad de sus genes.

"Las mujeres pueden argumentar que la dieta o el ejercicio ayuda a tener el punto G, pero en realidad es virtualmente imposible encontrar rastros reales", dijo Tim Spector, coautor del estudio.

"Este es el mayor estudio realizado hasta el momento, y muestra de manera casi certera que la idea del punto G es subjetiva", añadió.

Una presión menos

Por su parte a Andrea Burri, quien también participó en la investigación, le preocupa que muchas mujeres temen que si no tienen el punto G esto les hace imperfectas.

Burri dice que: "es bastante irresponsable reivindicar la existencia de una entidad que nunca ha sido probada y poner presión sobre las mujeres y los hombres".

Petra Boyne del University College of London dijo a la BBC que: "está bien que una mujer intente buscar su punto G, pero no se tiene que preocupar si no lo encuentra".

El punto G fue bautizado así en honor al ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg quien lo describió hace más de 50 años y dijo que estaba situado en la parte frontal de la vagina a una altura de entre 2 y 5 centímetros.

El año pasado, científicos italianos afirmaron haber localizado el punto G utilizando el ultrasonido.


bbcworld.com

3 comentarios:

  1. nonono el punto G existe, estan equivocados, a mi novia se lo encontre y la vuelvo loca, encima me lo pide hasta el cansancio, y despues jejeje adentro y a divertirse. Eso si recomiendo que si lo encuentran la amordazen porque los gemidos suelen ser elevados y molestar a los vecinos. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. me olvidaba, me parece que todos estos cientificos que no (encuentran el punto G) debe ser porque no les gusta encamarse seguido. Muchachos,,, metan mano y despues me cuentan si la minusa grita o no, 2 a 5 cm... y contame papa!!!

    ResponderEliminar
  3. (ATENCION:el siguiente es un chiste fácil y trillado, si usted esperaba un comentario ocurrente y más elaborado, disculpe, es enero y las neuronas se fueron de vacaciones, gracias.)

    Y si es una búsqueda de nunca acabar.

    ResponderEliminar