sábado, 20 de febrero de 2010

Sube el índice de suicidas en Espsña

El insólito caso del hombre que no ganó un millón de euros.

Iba a conseguir un millón de euros y acabó llevándose un premio de consolación de 1.200 euros. Esto es lo que ocurrió en la edición del miércoles del programa 'Sálvame' de la televisión española.

En realidad las bases del concurso se han cumplido escrupulosamente, como se puede comprobar en la propia página web de la cadena. Sim embargo, el rótulo que se puede apreciar en pantalla ("¿Se llevará alguien hoy el millón de euros en lingotes?"), y la propia reacción de Jorge Javier Vázquez, que afirma mientras realiza la segunda llamada "podríamos entregar un millón de euros", pueden dar lugar a equívocos.
La emisión de Telecinco sortea desde hace una semana este suculento premio, en forma de lingotes de oro, para todos aquellos que llamen al número que indican o manden un mensaje. Jorge Javier Vázquez realiza una llamada seleccionada al azar ante notario (según explican en el propio magazine) y, si la persona que contesta ha llamado a ese número o ha enviado un SMS, gana el millón de euros.
Pero no es oro todo lo que reluce. Jorge Javier Vázquez realiza una llamada a la que contesta un buzón de voz. A continuación, el presentador anuncia que van a dar una nueva oportunidad de conseguir el premio llamando al "número más cercano al que acabamos de llamar".
Esa llamada sí obtiene respuesta: "¿Has llamado desde tu móvil al concurso?" pregunta Jorge Javier. "He mandado un mensaje", responde su interlocutor, mientras el presentador deja entrever un gran nerviosismo.
Tras unos momentos de incertidumbre, en los que el propio Jorje Javier no sabe qué contestar, rompe su silencio: "Me acaban de decir que, por no ser el primer número seleccionado en la caja fuerte sino el más cercano, te llevas un premio de consolación, pero me gustaría saber cuál es (silencio) ¡Un lingote valorado en 1.200 euros!".
Ante los apagados aplausos del público, un poco convencido Jorge javier Vázquez sigue atento a las explicaciones que le dan a través del pinganillo. "No es que no queramos dar el millón de euros, cuidado. Si hubiera sido la primera llamada que hubiera salido en la caja fuerte, el millón de euros era para él... Pero, como la persona a la que hemos llamado tenía el teléfono desconectado, lo que hace el notario es, de entre todas las personas que han llamado o han enviado un mensaje, se escoge el más cercano... Me estaban dando unos calores", concluye el presentador.
La explicación pareció convencer al 'afortunado', Juan de Hospitalet, pero no ha sido así con muchos otros, ya que mientras realizaban la segunda llamada, en la pantalla se podía leer el rótulo: "¿Se llevará alguien hoy el millón de euros en lingotes?".



fuente: elmundo.es

1 comentario:

  1. nooo que hijos de remil putas basuras estafadoras encima que ilusionan a la gente y que recuperan el premio sobradas veces, cuando algun pobre infeliz tiene suerte se niegan a dar el premio!!! son el colmo de la infamia!!!
    gente, a desengañarse, los programas de este tipo son una MENTIRA

    ResponderEliminar