lunes, 8 de febrero de 2010

Todos en el mundo tienen defectos lo mismo que yo.
¿Por qué deprimirse? Es sólo un sentimiento que 
viene y va.
  Todo viene y va. ¡Qué extraordinario!
     !Guerras dañinas existirán siempre!
      Formas agradables se van también.
        Ya que todo viene y va: ¿por qué estar triste?
          ¿o alegre?
             Enfermo hoy sano mañana. Pero tan triste sigo
                siendo el mismo.
                  Todo viniendo y yendo en todas partes,
                     los mismos lugares viniendo y yendo.
                       De cualquier modo todos terminaremos en el cielo,
                          juntos en esa dorada gloria eterna que he visto.
                           ¡Oh! qué condenadamente triste es que no pueda
                       escribir bien sobre ello.
                         Esto es un intento a la fácil ligereza
                                 de la poesía ciardiana.
                           Debería de hacerlo a mi manera.
                                       Pero eso también se irá, las preocupaciones
                                 acerca del estilo. Acerca de la tristeza.
                               
                                       ¡Mi gatito ronroneando feliz odia 
                                   las puertas!
                                             Y a veces está triste y silencioso,
                                    nariz caliente, sollozos,
                                      y un leve maullido doliente.
                                        Allí van las aves, volando hacia el oeste
                                          un momento.
                                            ¿Quién llegará a conocer el
                                             mundo antes de que se vaya?
 
 
 
                    Jack Kerouac
              Poema del 16 de septiembre de 1961 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario