miércoles, 17 de marzo de 2010

Ojalà...

¿Tiembla la fe católica?

En los últimos días se supo que el hermano del Papa Benedicto XVI dirigió el coro de niños en tres escuelas religiosas alemanas donde hubo denuncias de abusos sexuales a menores.


Este lunes además, el jerarca católico irlandés, el cardenal Sean Brady, se negó a renunciar a su cargo a pesar de haber estado presente en reuniones, en 1975, en que dos víctimas de un sacerdote pederasta firmaron un acuerdo de silencio.

Y ahora un cura pedastra fue expulsado en Alemania y otro religioso católico fue arrestado en Chile sospechoso de filmar cómo abusaba de 15 menores.

Ante esta ola de denuncias, el pasado mes, el Papa calificó de “crimen atroz” y “grave pecado” el abuso de menores.

Pero críticos del Vaticano afirman que esto no es suficiente y que los problemas de pederastia afectan a toda la Iglesia, aunque otros afirman que éstos son sólo casos puntuales que han sido exagerados por la prensa.


fuente: bbcworld.com

1 comentario:

  1. A la gravedad de los delitos y su número, no sólo se añade el ocultamiento y la permisividad con los que se han realizado o la reiteración. Se une además la falta de voluntad de realizar una profunda reflexión, que lleve a la Iglesia Católica a una modernización de sus estructuras e ideario.

    Paralelamente, resulta impresionante que con semejante historial se permitan querer ser un referente moral de propios/as y ajenos/as. Aaay fariseo, fariseo....

    ResponderEliminar