miércoles, 25 de agosto de 2010

Vuelve, todo vuelve.

Vuelve la primavera, vuelve Argentina a quedar fuera de un Mundial de futbol, vuelve la derecha a gobernar Chile, por qué no va a volver...

Aunque Parezca Mentira

Y, como somos muy respetuosos de nuestros lectores, queríamos en esta ocasión contarles brevemente que fue de la vida de nuestro staff durante estos meses, para mañana les daremos un pequeño resumen de lo acontecido en nustro país y el mundo durante nuestra ausencia. ahora, lo prometido:


 Frutillita:

Un día, mirando Discovery Channel, descubre que Plutón dejo de ser considerado un planeta. Desconsolada, abandona todo; y cuando decimos todo, es todo: familia, amigos, mascotas, ropa, se va con lo puesto a recorrer inhóspitos pasajes de la ciudad y funda una banda de bicichorros combinada con elaboradisimas coreografias de tango, aún así la prensa, que es muy hija de puta, se enfoca en titular a esta agrupacion de cacos sencillamente como “La banda Risa de Chancho”, por la conocida particularidad de su líder. Finalmente las fuerzas del orden logran su captura cuando en medio de un delirio místico gritaba a viva voz, desnuda por Avenida Pellegrini: “soy Frutillita, soy Frutillita…”. Fue enviada a una prisión de hielo a Siberia, la cual con la ola de calor se derritió, logró escapar y retornar a la Argentina.

Sopapita:




Empieza un curso de guitarra por Outlook con Bruce Willis pero se deprime fuertemente cuando descubre que su sueño de conocer a Jimmy Hendrix no podrá realizarse puesto que éste lleva muerto 39 años. Aún así no se rinde y decide viajar a Andorra y comprarse una Güija, para llamar al espíritu del músico. No lo logra, pero consigue invocar a Bernardo Neustadt, luego a Juan Carlos Rousselot y por último a Miguel Abuelo, y con éste se dio por satisfecho, regresando a la Argentina no sin antes pasar por Francia y cagar a cascotazos al museo del Louvre, algo que todos alguna vez quismos hacer.

Kosteleta:



Después de abandonar Aunque Parezca Mentira, lleva a cabo una carrera blogger en solitario que deja abandonada. Emprende un viaje con un montón de viejos chotos y estirados por Europa porque dice que así es más barato. En Holanda, a 45 metros hay unos pibes fumando un porro, el olor lo marea, pierde la conciencia, se despierta 65 horas más tarde durmiendo arriba de la Kaaba, en la Meca, y cual Indiana Jones del Tercer Mundo logra escapar, pero los efectos de la nociva sustancia aún permanecen en su sistema. Vuelve a quedar inconsciente, se despierta 114 horas después en Transilvania, Rumania, y los habitantes del lugar lo corren con horquillas, palos y antorchas. Desafortunadamente, a día de hoy no sabemos nada de él....

Y yo: 


No, mejor les cuento otro día...


------------------------

Gracias por estar ahí, a los que nunca se fueron, a la nueva seguidora que se sumo mientras no estuvimos, a todos, todos, a todos.

Volvimos, y saben por qué? Porque como dice la señora que canta abajo, nadie lo hace mejor que nosotros


3 comentarios:

  1. Esperado retorno. Y mas acido que nunca. Kosteleta empezara a trabajar pronto en algo para el blog.

    ResponderEliminar
  2. ah, ese ojo malvado, pero pronto, que no pase de esta semana o lo mando de vuelta a rumania

    ResponderEliminar
  3. De las cuatro cosas que vuelven, la segunda y la tercera, que no se repita. Abrazos.

    ResponderEliminar