sábado, 4 de junio de 2011

El mejor director de cine contemporáneo

Werner Herzog




Nacido como Werner Stipetic en Múnich el 5 de septiembre de 1942, pasó toda su infancia en un pueblo de las montañas de Baviera. Creció sin radio ni cine, en pleno contacto con la naturaleza, alejado del mundo. Según él mismo afirma, no tuvo conocimiento de la existencia del cine hasta los doce años, la misma fecha en la que vio por primera vez un coche. A los 17 años hizo su primera llamada telefónica.
A los trece años lo llevaron a Múnich para que iniciara sus estudios secundarios. Su familia se alojó provisionalmente en una pensión donde, casualmente, se alojaba Klaus Kinski, (n. 1926), actor que en un futuro sería clave en su carrera cinematográfica. Kinski ni reparó en el Herzog de trece años, pero el futuro director sí lo hizo con el singular actor.
Durante su adolescencia, pasó por una etapa de gran fervor religioso, llegando a convertirse al catolicismo, lo que le provocó discusiones con sus parientes, que eran ateos convencidos. Por esta época también empezó a realizar sus primeros largos viajes a pie. Hacia los quince años atravesó Europa, desde Múnich hasta Albania. También hizo a pie el viaje que lo llevó a Grecia.
Hacia los 17 años decidió dedicarse al cine. Para pagarse sus películas, trabajó en diversos oficios, que combinaba con sus estudios secundarios y más tarde universitarios. Inició estudios de Historia, Literatura y Teatro en Múnich.  En Estados Unidos combinó de nuevo sus estudios con diversos trabajos, como soldador en una fábrica o aparcacoches, para ahorrar dinero. En 1962, a los veinte años, fundó su productora de cine, Herzogfilmproduktionen. Al año siguiente inició el rodaje de su primer cortometraje, Herakles.
Tras una primera etapa de formación en el cortometraje realizó su primer largometraje, Lebenszeichen (Señales de vida), subvencionado por el Instituto de Cine alemán, que buscaba promocionar a nuevos cineastas. La película ganó el Premio de Cine Alemán (Deutscher Filmpreis). A partir de aquí Herzog inició una carrera singular, que ha combinado la filmación de largometrajes, documentales, dirección de ópera, actuación y redacción de guiones.

Obra
Fundador del denominado Nuevo cine alemán tiene una clara preferencia por los antihéroes: personajes de singular personalidad enfrentados a un mundo hostil, para los que la lucha por su supervivencia o por defender sus ideas está siempre abocada al fracaso. Sus personajes se rebelan ante la absurdidad de su vida y su lucha contra esta situación les lleva a la locura, la anulación total o la muerte. Esto quedó plasmado en su primer película, Señales de Vida, donde un joven soldado alemán destinado a una isla griega durante la Segunda Guerra Mundial enloquece ante la inutilidad de su misión y la imposibilidad de comunicarse con los habitantes de la isla. Su locura se representa en la visión de un millar de molinos de viento que sólo él puede ver.
Cabe señalar también que Werner Herzog no distingue nunca sus películas de ficción y sus documentales. En su obra, ambas vertientes se funden formando una sola.
Con frecuencia, Herzog se inspira en personajes que existieron realmente, como Aguirre, Fitzcarraldo, Hanussen o Kaspar Hauser, entre otros. En sus documentales, pues tiene especial interés en presentar personas, grupos de gente o etnias que viven o han vivido situaciones difíciles y que han luchado contra todo tipo de obstáculos para sobrevivir o por alcanzar los objetivos que se habían propuesto.

La música en las películas de Herzog es como un personaje más. Desde sus primeras películas ha colaborado con el grupo Popol Vuh, agrupación de rock progresivo meditativo de su amigo Florian Fricke. A veces, incluso el propio Herzog ha compuesto algunas piezas para completar la banda sonora de sus películas. Su vinculación con la música le ha llevado a dirigir óperas. Debutó con Lohengrin, de Richard Wagner, para el Festival de Bayreuth. Afirma que la música es el arte que más fácilmente llega al ser humano.

Los paisajes son fundamentales en la obra de Herzog. Afirma que más de una de sus películas surgieron de un paisaje, como por ejemplo Signos de vida o Fitzcarraldo. Frecuentemente, las tramas de las películas se encuentran en localizaciones donde la naturaleza es hostil o de una exuberancia sin límites. Esta particularidad se manifiesta tanto en sus largometrajes de ficción como en sus documentales. El esplendor de la naturaleza siempre esconde para Herzog un lado oscuro y frecuentemente maligno para sus antihéroes. Puede decirse que el paisaje es un personaje más de sus historias y tiene un papel fundamental en el desarrollo de la trama.

Críticas
Las obras de Herzog han recibido grandes elogios de la crítica y le han reportado gran popularidad en los circuitos especializados. Al mismo tiempo ha sido sujeto de controversias referidas a los temas y mensajes tratados en sus obras, especialmente referidos a las circunstancias relativas a su creación. Un ejemplo significativo fue Fitzcarraldo, en la que la obsesión, tema central de la película, fue reproducida por el director durante la filmación. Su tratamiento de los temas también ha sido frecuentemente calificada de wagneriana, quizá porque películas como Fitzcarraldo o su película posterior, Invencible, están directamente inspiradas por la ópera o por temáticas operísticas.
No se puede hablar de la filmografía de Herzog sin comentar su tensa y difícil relación con el actor alemán Klaus Kinski. Con él rodó cinco películas, quizá las más emblemáticas de las carreras de ambos (Aguirre, la cólera de Dios, Woyzeck, Fitzcarraldo, Cobra Verde y Nosferatu, fantasma de la noche). Herzog plasmó esta relación, que a veces llegó al enfrentamiento físico, en el documental Mi enemigo íntimo.

Premios
Herzog y sus obras han ganado y han estado seleccionadas para numerosos premios a lo largo de su carrera. El más importante es, sin duda, el premio al mejor director por Fitzcarraldo en el Festival de Cine de Cannes de 1982. Grizzly Man ganó el Premio Alfred P. Sloan en la edición de 2005 del Festival de Cine de Sundance.


Filmografía

Como director 

Largometrajes
  • Signos de vida (1968).
  • También los enanos empezaron pequeños (1970).
  • Fata Morgana (1971).
  • Aguirre, la cólera de Dios (1972).
  • El enigma de Kaspar Hauser (1974).
  • Corazón de cristal (1976).
  • Stroszek (1977).
  • Nosferatu, vampiro de la noche (1979).
  • Woyzeck (1979).
  • Fitzcarraldo (1982).
  • Donde sueñan las verdes hormigas (1984).
  • Cobra verde (1988).
  • Grito de piedra (1991).
  • Invencible (2001).
  • La salvaje y azul lejanía (2005).
  • Rescate al amanecer (2007).
  • Teniente corrupto (2009).
  • My Son, My Son, What Have Ye Done (2010).

Cortometrajes 

  • Herakles (1962).
  • Juego en la arena (1964).
  • La incomparable defensa de la fortaleza Deutschkreutz (1967).
  • Últimas palabras (1968).
  • Medidas contra los fanáticos (1969).
  • Nadie quiere jugar conmigo (1976).
  • La Bohème (2009).

Documentales

  • El país del silencio y la oscuridad (1971).
  • Ecos de un reino siniestro (1990).
  • Las campanas del alma (1993).
  • El pequeño Dieter necesita volar (1997).
  • Mi enemigo íntimo (1999).
  • La rueda del tiempo (2003).
  • El diamante blanco (2004).
  • Grizzly Man (2005).
  • Encuentros en el fin del mundo (2008).
  • Cave of Forgotten Dreams (2010).

Trabajos para la televisión

  • Los doctores voladores de África del Este (1969).
  • Futuro minusválido (1971).
  • El gran éxtasis del escultor de madera Steiner (1974).
  • Cuanta madera podrá roer una marmota (1976).
  • La Soufrière (1977).
  • El sermón de Huie (1980).
  • Fe y moneda (1980).
  • La balada del pequeño soldado (1984).
  • Gasherbrum – La montaña luminosa (1985).
  • Retrato de Werner Herzog (1986).
  • Los galos incluido en The French as seen by... (1988).
  • Wodaabe – Los pastores del sol (1989).
  • Film Lesson 1-4 (1990).
  • Lecciones en la oscuridad (1992).
  • Jag Mandir: El teatro privado excéntrico del maharajá de Udaipur (1991).
  • Gesualdo – Muerte para cinco voces (1995).
  • The Transformation of the World Into Music (1996).
  • Las alas de la esperanza (2000).
  • Dios y la carga o Nuevos mundos – Detrás del horizonte europeo incluido en 2000 años de cristianismo (2000).
  • Pilgrimage (2001).
  • Diez mil años incluido en Ten Minutes Older: The Trumpet (2002).

Como actor

  • Werner Herzog eats his shoe, de Les Blank (1980).
  • El poder de los sueños, de Les Blank (1982)
  • Tokyo-Ga, de Wim Wenders (1985).
  • El poder de un dios, de Peter Fleischmann (1990).
  • Más allá de los sueños, de Vincent Ward (1998).
  • Julien Donkey-Boy, de Harmony Korine (1999).
  • Mi enemigo íntimo, de Werner Herzog (1999).
  • Mister Lonely, de Harmony Korine (2007)

Como productor

  • Aguirre, la cólera de Dios (1972).
  • Nosferatu, fantasma de la noche (1979).
  • Fitzcarraldo (1982).
  • Invencible (2001).


Fuente: Wikipedia.org

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada