domingo, 15 de mayo de 2011

El pueblo que no tiene donde sepultar a sus muertos

 La empresa dueña de los terrenos en los que se asienta el poblado cerró con candado las puertas del cementerio y prohibió a los lugareños enterrar a sus muertos. Twitter les dio voz y se convirtió en una caja de resonancia de la desgracia de los habitantes del pequeño poblado.


La insólita noticia sacudió a los 2.000 habitantes de El Rabón, una perdida localidad del norte de la provincia de Santa Fe, en Argentina, golpeada el viernes pasado por un trágico accidente registrado en la ruta nacional 11 en el que murieron cuatro habitantes del lugar que debieron ser enterrados en el cementerio de Florencia, a 20 kilómetros, ya que los dueños de la estancia donde está el camposanto local prohibieron más inhumaciones en dicho lugar.
Ahora además de la repercusión mediática, que hasta se reflejó en redes sociales como Twitter con comentarios irónicos: “En El Rabón no dejan enterrar...”, “Se pueden hacer muchas bromas sobre esto pero es muy triste que en este pueblo la gente no tenga donde caerse muerta...”, entre otros,el caso reflotó viejas problemáticvas de la región.
La noticia insólita reaviva hoy la situación de muchos pueblos escondidos en los confines de la provincia donde son innumerables los conflictos catastrales que afectan a muchos poblados asentados sobre terrenos privados y aunque algunos - como en el caso de Los Amores donde medio pueblo era propiedad de un productor agropecuario -, fueron salvados a tiempo por la provincia, otros como el que ahora nos ocupa aún flotan en una especie de tierra de nadie legal que desemboca en situaciones desagradables como la de la necrópolis de El Rabón.
Entre los ejemplos de esta problemática puede citarse el caso de Campo Hardy, también situado en el norte provincial, caserío todavía sin estatus de comuna que está literalmente partido al medio: la calle pública que cumple las funciones de avenida central es el límite entre el distrito de Florencia y El Rabón, por lo que los que allí viven, a pesar de ser vecinos, cumplen todas sus obligaciones civiles en distinta jurisdicción.

Fuente: lacapital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario